November 22, 2006

Preguntame lo que quieras

A veces uno no sabe como mostrar TODA la felicidad que tiene reinando dentro de su cuerpo,
a veces saltas como conejo,
como conejo... con la alegría que hay dentro,

Es bonito,
querer compartir lo que tienes,
pero es probable que se caiga en "eso" del misterio,
algo de
"no pienso contarte nada,
pero mira como estoy gritando,
pidiendo que me pregunten,
que me preguntes...

no pienso contarte nada,
pues no me preguntas"


Entre salto y salto (mencioné al conejo?)
por lo menos una persona puede venirte con un

"Oye y a ti que te pasa?"

El misterio puede seguir flotando
(o manchando el viento, como quieran verlo, el punto es que está rondando)
pero llega el momento en el que tienes que aceptar
que no solo hay ganas de contarlo,

tienes, ademas ganas de gritar lo bien o mal que te sientes.
gritar, gritar como te sientes.


Esto algunos lo resolvemos de la manera más simple, práctica, cobarde quizá,
- Pregúntame lo que quieras! pregúntame.

Los interesados muchas veces no entienden la frase,
mensaje, comentario...
no entienden que uno busca decir cómo se siente,
como le va en casa,
si es que realmente dejó el trabajo,
o si todos esos rumores eran ciertos y de verdad, no eres feliz,
pues todo no era, no es color de loto (lo siento, se acabaron las rosas)

A veces, o siempre -no puedo generalizar, pues no lo sé-
uno cae en el momento de cobardía o de falta de aceptación de sí mismo,
quizá con lo que tiene,
quizá con lo que es,
quizá también, con lo que hace, pero para salir de la manera más rápida,
el escape,,,
- si me preguntas, te lo diré.


En realidad, creo que deberíamos cambiar el
"si sabes preguntar, te lo diré"
por el "mejor te lo digo."


No, no diré ahora que no me siento bien,
que estoy de mal en peor,
que el trabajo esta pesadísimo,
pues todas serian mentiras,

mentiras tan burdas como la ortografía que a -muchas- veces descubro...

y si hablamos de culpas,
empezaría con el word, que no uso,
con las combis, que no tomo,

con la chica, que no llamo (a veces no tengo una explicación precisa)
con el trabajo que me deja muchas tardes sin comentarios, tanto buenos como malos,
con tantos etc. que "olvido" mencionar.


A veces es fácil decir "pregúntame lo que quieras",
y es ese,

nuestro estúpido egoísmo el que permite que le dejemos
la pitonisa tarea a nuestros amigos,
pobre de ellos que tienen que acertar con lo pregunta del centavo,

sino...
los odiaremos por unos días,
dejaremos de llamarlos,
o el mejor de los casos (para ellos) los borraremos de nuestra agenda...


así de cobardes o faltos de sinceridad podemos llegar a ser?
Pues no lo sé,

a veces
(entre dolores de cabeza, maldiciones y mp3)
solo llego a sonreír,
diciéndome,
caracho
uno nunca deja de conocerse.

3 comments:

Canela said...

mmm no se me ocurre preguntarte...

q hora tienes causita? xD

bye

Jersson said...

jaja que risa...
hace un momento tenia en mi nick del msn: "qué hora es?"

Canela said...

ahahahaa