July 15, 2008

Silence

Sabes?
A veces siento que no deseo hablar con nadie,
que no quiero hacer nada mas que salir un rato a caminar,
Que a la vez, deseo hablar con alguien que no sepa nada de mi, pues esa sería una manera de poder evitar conversaciones molestas, momentos inoportunos,

Aunque, es cierto, siempre habran silencios... aquellos silencios...

Pues si, a veces me pasa, eso de no querer hablar con nadie mas que con una que otra persona, y esto, en la mayoría de casos, solo para no perder la costumbre de lo que es escuchar una voz suave, para no tener en mente el recuerdo de mi voz un tanto rasposa, un tanto pesada, tal vez un poco lenta, quizá por el paso de algunos años o momentos que no pretendo recordar ni hoy ni dentro de algunas horas. 

Pues, quisiera decir que sin ti me muero o eso de que no existen fronteras o tantas cosas relativamente no comentables, pero no es cierto, no puedo decir nada que no puedo sentir, no puedo sentir nada que no quiera decir.

No tengo nada que decir al respecto, a veces simplemento entro en mutis total, y salvadas las excepciones ya mencionadas, no hablo de nada que pueda escapar (al menos esta vez) de la realidad.

Es cierto, que hace un tiempo dije que la procesión va por dentro, debemos recordar que también hablé de esos momentos en los que uno puede reventar,

Este no es el momento.

Solo me siento algo decepcionado por tantas cosas que pueden pasarle a uno, por tantas cosas que, estoy seguro, de contarlas y razonar un poco, no son nada del otro mundo.

Pero tengo derecho, no?

Si, creo tener algo de derecho al querer sentirme mal, a cortarme un poco, a sentirme un rato vacio, a no querer -quizá- llorar mas, a pesar de que ya no existan lagrimas, a pesar de que ya no hayan cartas que esperar, o momentos que recordar.

A veces, luego de todos esos momentos y reclamaciones de derecho, termino pensando en esas tonterias que no riman con canción alguna, en tantas coincidencias que -según yo- me pasan a diario, en esas cosas que me hacen pensar si todo lo que me sucede sea por algun motivo aparente.

En ocasiones suelo, o al menos considero comprender cual debería ser una de las misiones en esta vida.
Sonrío por eso, brindaría incluso ahora, levantaría mi mano un rato, diría quizá unas cuantas palabras...
 
Pasado el segundo, despierto de ese estupido ensimismamiento que a pesar de tener como sonido de fondo un "muchas gracias maestro" (en hindu), no son mas que nada, tonterias, pensamientos que no me dejan enfocar con claridad.
Si, se que ese sonido de bateria inglesa es mas que agradable, que esa reversa de guitarra eléctrica fue original en su momento, que todas las veces que he chocado con tu nombre, o aquella mañana luego de conocerte soñé me despertabas moviendo mi cabello, sonriéndome. Si todo eso, puede que no signifiquen nada.

Pero acaso no tengo derecho de sentirme mal un rato?
De querer arreglarlo todo con la mano izquierda?
Acaso, crees que no puedo?

Maldición, no me siento bien.
Y no pienso decirtelo, sabes?

2 comments:

Raulín Raulón... said...

Mierda, yo también fui engañado por coincidencias, muchas de las cuales yo mismo había armado, o peor aún, el mismo destino.

PROHIBIDO SENTIR, SI USTED NO QUIERE.

Just said...

Hola
engañado??

no lo se (no creo)

lo que si se, es que, no puedo prohibirme sentir,
aunque duela
(que decía Bryce cuándo hablaba de la amistad?)