October 11, 2008

No, no es cuestión de esperar

Me encantaría comenzar todas las historias con buenas noticias,
Me encantaría, es cierto,
comenzar cada conversación con una buena nueva,

Es complicado,
es verdad.


Es complicado intentar decir la verdad
cuando a veces uno se encuentra limitado ante tales problemas mas grandes que los mismos dedos,
dedos que muchas veces nos ayudan a elegir de todo, solo (y nada mas que) un poco.

Es algo jodido quedarte con algunas cosas dentro,
mas aun cuando estas acostumbrado a la idea de que ocultar,
es de alguna manera una versión moderada la mentira misma.


Es algo jodido, si...
tener que tragar palabra tras palabra con tal de no perder ciertos sentimientos,
sentimientos que si son manejados desde cualquier punto de vista,
son tomados como mas que ajenos.


Si,
ya dije que sería bueno, que me encantaría siempre comenzar con una buena noticia,
y que,
ante el sonido de la música,
el viento o la vida misma,
cantar o hacer uno de esos dancings que generan envidias mas que ilimitadas.


Pero no, no se puede.

A veces si,
es cierto,
es posible tener a la mano tantas buenas nuevas que,
uno se muere por contarlas todas a la vez,

Pero es tan complicado, saben?
Es complicado cuando uno, de la nada,
recuerda eso del que diran,
del como lo tomaran,

Es complicado, pues  a veces ese tipo de recuerdos y pensamientos llegan, 
a pesar de haber sido educado bajo el concepto de olvidar esas cosas,
cosas tales como no pensar en como se mueven los pies mientras bailas.


Es mas facil, si,
Comenzar con malas noticias,
con negaciones,
dudas y tristezas de media mañana.


Digamos que a veces uno se encuentra predispuesto a recibir este tipo de acontecimientos.
La verdad es que yo,
prefiero no saber de todo eso,
prefiero vivir mas tranquilo evitando algunas noticias o al menos evitando el impacto que sé, genera en otras personas,
pero se que mientras tomo mi cafe medianamente costoso, afuera ocurren cosas, y si que ocurren.

Es mas que complicado,
tener algo concreto de que hablar o como decir ciertos bloques de palabras cuando uno se siente aplanado ante tantos parámetros. 
A veces son tantos estos ladrillos, que uno a veces no sabe preguntarse si las cuerdas vocales estan hechas para decir o bloquear algunas palabras.

A veces uno quisiera contarlo todo, si,
pero es complicado,

complicado, pues hay momentos en los que todo duele de tal forma, que de soltarse,
sea accidentalmente o por deseos de uno mismo,
logras lastimar a tantas personas, que independientemente del número,
si se llega a la menos indicada,
los implicados salen beneficiados en comparación de lo que logre sucederle al causante de todo aquello.

Es por eso que a veces uno calla toda la vida,
Es por eso que uno a veces calla la vida misma,

Uno a veces siente tantas cosas aquí dentro,
que ciertamente,
he llegado a la conclusión de que le temen menos a la muerte que a poder contar lo que les sucede.

El problema es que a veces la solución puede ser tan simple como hablar o decir, al menos una palabra, un grito, un suspiro, un látigo al silencio.
La solución menos compleja, pero no por ello, la mas adecuada, es esperar.
Pero, esperar a qué?


Necesito hablar contigo, ya sé que no solo se trata de esperar.

Pero, ya pasará
ya tocará el momento,
(lo sé)

904383

3 comments:

EviTa--Me said...

si tngo foto... de eso.. pero no lo iba a poner.. no soy sangrienta

EviTa--Me said...

ah si.. gracias x pasar!!

Just said...

jaja, okey.
suerte con tu baile.