March 13, 2007

Primer Día

No tengo palabras pero ya que hemos hablado tantas veces del dia que odias,
admito que caigo nuevamente en las letras,
letras, letras...
si,
estoy aquí,
no será la ultima vez,
pero por vez primera en mucho tiempo dire algo que tiene que ver con...

no lo sé,
afuera saldrán las cosas del trabajo que a veces aburren hasta morir,
que hacen que me sueltes un "eso significa mas trabajo?"
ah... cosas del trabajo,
cosas que de vez en cuando hacen notar
que mis pies duelen como la primera de mis tardes de secundaria,
primera vez...,
primera vez... primer dia.

Los hé recordado tantas veces,
primeros días de clase,
secundaria,
diablos la secundaria...
universidad, trabajo...

El primer día del primero de secundaría trae tantos recuerdos,
nuevo salón,
nuevos compañeros,
nuevos temas de conversación,
cambios de voz, voces cambiadas,
presentaciones de profesor tras profesor,

cansancio,
mas cansancio...
Tomar carro de noche creo que tambien fue extraño,
ya no había hermana que molestar,
todo fue tan raro.

Estaba cansado,
me dolían los pies,
pero claro! si ahora pararte es un signo de respeto a los maestros.

En la universidad la primera práctica que conseguí
tambien tuvo su primer dia,
llegué tarde,
les había dicho que tenia otras cosas que hacer por esas fechas,
pero que si podían esperarme,
pues bienvenido sea!

El jueves pactado debía estar a las 9 de la mañana,
pude llegar a las 10.15,
claro que antes llamé indicando que era imposible antes,
me dijeron que,
"bueno, unas horas mas no serían problema."

Entré y sólo me quedaba esperar,
minutos despues llegó el Gerente
y aún pasa por mi mente la frase "por fin se decidió en venir",

me dieron mi espacio,
mis primeras tareas,
y ya casi siendo las seis no sabía como decir que tenía que ir a la universidad,
mas recuerdo como voltearon como quien deja de hacer algo por tomarte atención.

Camino a la universidad desde San Borja me parecía todo tan largo,
tan lejano (tan serú con su lobo, con su viernes a las 2.39 y esos malditos anteojos de carey que me hacen decir lo siento)

Pude llegar siendo de noche,
me veia tal como yo observaba a los chicos grandes de la universidad,
por dentro estaba tan cansado, pero debia dar otra cara, quiza lo recordaría luego de las clases...
Empezaba una nueva vida donde se tenían que combinar horarios,
sonrisas,
tantas cosas...

Camino a casa luego de haber pasado por la puerta tres,
aceptaba que me sentía tan cansado,
pensando en todo menos en el trabajo,
pensando en tantas cosas que deberían seguir llegando,
demasiado cansado al fin y al cabo.

En mi cuarto empleo logré un puesto sinceramente,
rimbombante,
tocar nubes era probable si no tenias los zapatos bien amarrados,
por mi parte diré que los mocasines solo los usaba en verano
y ese cinco de enero
empezaba una nueva vida,
llegué a la empresa mas temprano de lo normal,
pensaba en qué cosas deberia hacer,
aún no lo tenia muy claro.

Fue ese día tan complejo,
tan raro,
tan dificil,
me daba cuenta que tenía que saber mas cosas de las que esperaba conocer,

Siendo las cinco esperaba con ansias las seis,
y pasando las siete salía de mi mente un
"oye, recuerdas eso de las 8 horas?",
por mi parte tambien lo veia como uno de esos retos
que te gustan mas por seguir adelante
que por el dinero mismo...

Pasadas las ocho salimos y ya habiamos comenzado con ese vicio de tomar taxi
- decia mi lema "prefiero perder un sol que el tiempo que nunca volverá"-
mi cuerpo se sentía tan muerto,
sentía que habia dado mas de lo normal,
sabía que dormiría mucho esa noche,
sentía que había hecho muchas cosas,
sabía que habia trabajado.


Llegé a mi ultimo empleo cuando todo era necesidad,
habia renunciado a tantos sueños
y esos días sin trabajo
hicieron darme cuenta
que mas que los ahorros,
las cosas que realmente valen son dos o tres amigos
que pueden lograr
más de lo que crees a pesar
de que grites a puño cerrado que se alejen pues "te sientes bien".

Recuerdo que ese primer día tenía 10 soles,
sabía que no podía llegar tarde,
no quería tener malos cálculos,
preferí no dudar,
decidí tomar un taxi (maldita enfermedad)

ocho soles a la av arequipa?
bueno, veré que hago...
tengo que aprender,
uno y uno, tres
y diez menos ocho un almuerzo no es.

Llegué temprano,
pero nada importó,
primero son las reuniones de Gerencia,
mi nuevo Jefe me haría esperar una o dos medias horas,
mi cuerpo ya mostraba cansancio
pues seamos sinceros
uno se acostumbra a no usar camisa o corbata
mas rápido de lo que se imagina.

Recomendaciones varias,
nuevas responsabilidades,
si,
pero ese día no hubo almuerzo,
si estuvieron miradas vacias a pizza de dos soles que te hicieron decir:
"cuándo estuviste asi?"

carajo todo fue tan horrible,
mientras rechinaba y decía que era un imbecil por las malas decisiones
consentía que la necesidad es lo maximo,
pues nos hace pensar que es lo que debemos decidir realmente.

Al fin del día,
seis de la tarde en punto,
sabía que me había dado por completo,
que no tenía pasajes extras.

Llegué cansado,
como todos los primeros días,
me sentía aturdido y sin cabeza
para la siguiente mañana sin pasaje ni almuerzo,
pero había decidido que las cosas cambiarían.

El dos de enero de este año hubo un primer dia,
llegué a las 8 de la mañana,
miré el puesto del jefe,
se sentía todo tan extraño.
recordaba cada frase que me decía,
cada "piensalo bien...",
cada "tienes una vida tan exagerada..."

pero es cierto,
que cada vez que tengo uno de esos "primeros dias"
viene cada momento o pensamiento pasado,
que me hace sentir que todo esto es como un nuevo camino que recorro
y siento que seguirá ocurriendo.

Hoy siento que estoy dando un nuevo paso,
un nuevo primer dia viene a mi,
y he decidido que las cosas cambiarán.








----
Pitufo, ya son casi las tres am (levántate)

14 comments:

El Rojo said...

Te vas o ya te juiste?

Anonymous said...

Se debió titular el día que odias, fue el dia que odié,

o algo asi...

la verdad tengo mucha calor y ando down...
si otra vez...debe ser la edad...lei el post completo aunque a saltos, o sea me interesaba un parrafo y leia el anterior para leer el siguiente,
o sea un a mezcla rara, no se
no vio el video
te queria decir algo lindo,
no se porque,
creo q pense q empezaste el post pensando en mis odios
jaja
creo q pense q pensaste en mi
bah
hueadasss...
un beso

Yola said...

Creo que todo cambio siempre implica un riesgo... sólo te puedo decir que confíes en tu capacidad.. suerte.. el video excelente, fuí al concierto de charly en el circulo militar y a pesar de sus olvidos, sigue siendo grande este genio.
Saluditos :)

shung said...

extrañaba leerte... me desconecte pero ya regrese :D

andrea.pollo said...

jajajajajajaja

[hoy mi día también apestó]

andrea.pollo said...

hoy me volví en taxi.. sentía que me desmayaria en cualquier momento, sigo con fiebre

vesanico said...

esos primeros dias casi siempre me parecen extraños, confusos, divertidos, indescifrables :S

Just said...

Rojo:
no y no.

Querida Anónima:
la verdad es que el titulo es un trabajo aparte, cosas conversables.
no creo que sea la edad, y me sorprende que haya leído por partes, aunque agradezco mucho la sinceridad.

deberias ver el video, es atrapante y claro, muy bueno.

Conversamos luego.

Yola:
Charly es un Genio!

Shung:
!!!

Drea:
Descansa! y deja de buscar cosas en hola 5!

Vesanico:
Que cosa tan linda, que cosa tan bella (es la canción que se me vino a la mente, tenia que decirlo)






Me despido, un abrazo.

shung said...

porque a mi me pones--> ShunG: !!!
eso es disrcimancion1!!!! =(

Anonymous said...

Bobo!

te quiero mucho, ya estoy bien, Gracias.

Just said...

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Gabriel said...

es bueno estallar al menos por aqui..sono a liberacion

El Diario de María Elena said...

a) si te acuestas mas temprano b) te levantarás más temprano c) no tendrás que gastar en taxi.
Como he contado en mi blog, yo tampoco almuerzo en el trabajo, pero por qué no te haces un par de panes bien tay pá y te los llevas aql trabajo para la hora del almuerzo y luego en la noche ya comes en tu casa?
Firmado: Maria Elena la más tacanha (o ahorrativa, como se quiera ver)

Just said...

Gabriel, son demasiadas combinaciones...

Maria Elena, no entendí, lo siento.