November 10, 2009

Pensamientos

Hoy mientras te veia no podia dejar de pensar en lo cerca que he podido estar de ti.

Sin animo de aparentar aquella enfermedad mentirosa, puedo afirmar que todo sentimiento que haya provenido de mi ser, es mas que nato y puro. Al menos claro, ultimamente.

Recuerdo que la ultima vez, mientras conversabamos de como diablos se hace el pan o porque siempre tenemos que cortarlo para comerlo, casi caigo al suelo de tanta carcajada interna, pues todo se parecia a una de esas series cómicas que supongo debes haber visto al menos una vez en la vida.

Es gracioso recordar que a pesar de tener yo sentimientos claramente encontrados y peor aun cruzados con mis mas estupidos (esto, segun algunos) principios, por mi mente no había mas intención que conversar y a la vez seguir evitando reirme de lo interesante de tal situación.

Mientras tomaba aquel café con un poco de azucar, mis ideas cambiaron a esa conversa del tipo, como es posible que ella pueda gustarte…
Mi silencio muchas veces demuestra poco. Es que, silencio no deberia ir conmigo… pero el tema es, que eso pensaba (como es posible que ella pueda gustarte). Cuando en realidad es solo un esfuerzo de conservación, supervivencia dicen (y eso lo se con demasiada tristeza).

A veces, mientras nos despedimos, noto que no tengo ganas de hacerlo (lo cual es mas que cierto), 
A veces siento que tienes algo que decirme, o peor aun, algo que no quieres decirme.

Y esas cosas yo las sé, quiza por la edad, pero la realidad es que asi tuviera 16 añitos (como a veces aparentamos tener, por nuestro comportamiento) esa cara de “como te lo digo?” la he tenido y visto al menos una vez.

De por si, no se que escribir, no se que decir.
Pero por suerte, se que debo hacer en y con mi vida, y por ello no me preocupan en demasia tantas indecisiones.

Lo que si me aturde es no saber en que momento debo decirte que ya no debo, no quiero verte.

1 comment:

Anonymous said...

---
rompelapinata.blogspot.com