October 24, 2007

Dr House, tengo problemas (RePost)

Me contaron que Romario antes de firmar un contrato, pedía:
"No horarios de entrenamiento, no sanciones, no entrenadores molestos"

Este jugador hablaba con goles,
a pesar de haber salido de una juerga con esa resaca de las bravas,
el hablaba con goles...

Estaba en cuarto de secundaria y ya tenía problemas con algunos profesores,
el motivo,
habia decidido meterme en una academia
y habiendo pedido permiso para llegar un poco tarde,
siempre tenia problemas.

Nunca dije que el colegio no me servía,
pero al parecer uno que otro docente lo tomó de esa manera,
mas aún si la directora les dice,
tienes que apoyar, gracias.

A pesar de ello, yo quería cumplir con las tareas, trabajos o lo que fuera,
creo que esas epocas fueron las que determinaron mi vida nocturna,
de la cual debo decir,
que hasta el momento no logro desprenderme.

Debido a que en esta vida siempre hay un pero,
el mayor proveedor de esto era mi querido profesor de Literatura,
Manuel Gonzales,
muy buen profesor a mi parecer,
lamentablemente el ya habia tenido problemas con otro alumno de igual condicion que la mía,
y por eso (creo) me tenía en la mira,

Lo que cuento no es excusa,
simplemente me sentía acosado pues sabia que esperaba el error mas pequeño
como para destruir no solo mi autoestima,
sino mi libreta con uno que otro rojo,
como quien te adorna el arbol navideño.

Soporté muchas cosas por esas epocas,
no recuerdo detalles,
quiza no quiera mencionarlos
pero debo repetir que haberme sentido acosado, es suficiente.

Llegó pues el momento de la verdad, el tercer bimestral,
la agonía que menciono pasó entre el segundo y tercer periodo,
exactamente desde las vacaciones de julio.

Estudié bastante, el tiempo era escaso, no solo era Literatura, estaba Psicología, Historia, algo de Geografía y tantos cursos que espero aun olvidar.

El examen empezaba a las dos,
demasiadas coincidencias y mucha prevención permitieron que llegue casi a la hora,
muy asustado, con medio cuaderno en la mano,

Primera impresión, asustado,
el profesor, no habido...
Me senté en cualquier silla,
los rostros del resto confirmaban de que a pesar de algunas bromas,
había preocupación...

El día era jueves,
como todos los bimestrales,
nos ordenaron de acuerdo a la lista y una que otra modificación,
me tocó sentarme con un gordito.

Empezó pues el calvario,
nada fuera de lo comun,
muchas alternativas y una que otra pregunta que tenias que desarrollar.

Habia estudiado en el carro, de regreso al colegio, desde la academia,
pero sabía que no habia cubierto todo,
eran demasiados temas,
nunca entendí ni estuve de acuerdo con tantos papeles en el colegio,
incluso en la universidad, sentía lo mismo.

Fiel al método de leer antes que resolver,
empecé revisando cada pregunta,
- Bueno si esta no la entiendo sigo con...
- Y la siguiente, a ver que tal está la siguiente...
...
Diablos,
este examen es un examen!
a leer de nuevo!

Vamos... tranquilidad,
que algo se puede hacer,
no, no creo que sea opcion mirar al costado, ni de broma...

...
Si hubiera tenido mas años,
estando en la universidad hubiera decidido entregar la hoja,
no me gusta perder el tiempo si es que el examen no es para mi,
es mejor aceptar que no estudiaste antes que pasar penas alli mismo,
era mi manera de pensar...
pero en esas epocas, teniendo 15 recién cumplidos y algo de miedo por jalar,
no había opción, tenia que quedarme.

A leer de nuevo el examen,
queda mucho tiempo (creo)

Empecé pues a escribir y marcar cada respuesta,
me sentía motivado,
quizá le haya pasado a cualquiera, eso de que ves el examen como algo conocido,
quizá eso me estaba pasando,
quizá era parte del orgullo, de no dejarme ver caido ante el profesor,
reviso por ultima vez el examen, noto que me quedaba solo una pregunta por marcar,
solo una,

estaba motivado...
que diablos, que hago? al costado?

por un momento dudé en que hacer,
decidí no hacer nada,
solo marcar,
no tiene nada de malo si descarto una que otra alternativa
y al final se lo dejo a la virgencita,
al fin y al cabo, no descuentan puntos...

Terminé el examen y fiel a una practica que no se como adopté,
espar a que alguien entregue primero,
luego de esto pararme y entregar,
saliendo al patio a conversar pensar, conversar, cantar o algo que me permita olvidar lo ocurrido,
por cierto, la regla general era (y fue), no hablar del examen.

Pasaron las semanas,
mi vida seguía de lo mas normal hasta que llegó el martes de las revelaciones,
clase de Literatura, antes de terminar,
el profesor, parado ya en la puerta antes de salir dijo lo siguiente:

Hay Dos Veintes
Esta ... y Jota.

Queeee??? (un momento, profe, está seguro?)
Si, usted tiene 20,
lo cual me parece bien,
ha demostrado que a pesar de que se ha hablado mucho de usted y de todas sus faltas (ese profesor era muy exagerado), ha dado un buen examen,
lo felicito y cuente mi apoyo para el siguiente bimestre.

Me quedé estupefacto,
el examen lo terminé en parte con algunos recuerdos de la academia,
retazos de un cuaderno que no terminé de estudiar
y la ultima pregunta, que fue marcada bajo inspección divina.

Me sentí un poco extraño,
no merecía ese veinte,
a pesar de que no copié ni nada, me sentía extraño,

pero, mas alegre me sentía,
pues sentí que le habia ganado a uno de los profesores mas dificiles del colegio.

De Manuel Gonzales, debo agregar que mientras me enseñó no tuve muchos problemas con el o su curso, esto no quiere decir que me puso facil el camino, simplemente, era mas justo.

Lo malo, es que,
este profesor me hizo creer que podía hacer mas de una cosa,
me dió confianza para realizar muchas mas,
y en cierto punto llegué a sentir que Romario era mi Heroe,
trabajando por resultados,
no importando lo malcriado que a veces sentía que era ese tierno jugador llamado "chapulin".

Si,
me sentía Romario,
no me averguenzo,
no ofendia a nadie, ni tenia mal comportamiento, seguía con mi vida.

...
Siempre he odiado las camisas y corbatas,
no menciono los sacos,
pues a pesar de que los ternos son muy interesantes,
me parecen pesados,
por mas marca que haya,
asi sean hechos a medida,
siempre hay que tener un especial cuidado con ellos,

con ellos, ya no puedes sentarte en cualquier lugar,
no puedes aprovechar al máximo un parque,
mojarte el cabello o jugar un partidito,
aunque sea con pelota imaginaria o hacer mas locuras no mencionables.

Ese es un buen motivo como para no tener en mi lista ese estilo de vestir,
Pero en el trabajo como que no importa lo que te gusta,
asi que poco a poco he tenido que cambiar mis maneras y ya uso corbata todos los dias,
no me pidan saco, pues los ahorco.

Cuando no usaba corbata intentaba ser sincero,
pero prefería acusar al aire acondicionado, que por cierto no andaba bien,
asi que por ese lado me creían.

Los viernes de casual day me tenía loco,
usar camisas menos particulares me parece tan común,
que no me gusta,
a pesar de que tengo algunas entre mis preferidas de los viernes,
no soy fanatico de ellas,
admito que,
cuando he salido con alguien,
pues me las he puesto, pero siendo sincero,
si es que llego a invitar a alguien por estos dias,
le pediría ser lo mas jean posible,
vamos a caminar,
ver las estrellas y si no nos dejan entrar a laritza o 4d, pues no creo que eso suceda.

Tengo muchos defectos,
lo sé,
pero siempre he querido dejar bien en claro en el trabajo
que lo importante es no quedar mal con el cliente,
cumplir,
dejar todo sin problemas.

Es por ello,
que, si es que alguna vez me quedé hasta tarde,
y al dia siguiente llegaba no tan temprano,
pues esperaba que al menos comprendan que eso ocurría por una causa justa,
no por majadería mia.

Y de los viernes casuales,
pues si no iba al cliente,
no veia problemas si llevaba un polo sin cuello,
quiza ibá con algo mas cómodo,
pero eso si, ni short ni sandalias, tampoco soy un delincuente
(lo tengo en mis planes, pero no quiero probar nada ni veo importante ir asi)

El punto es,
que ultimamente estoy viendo House MD, una serie.
A mi parecer el personaje principal un maestro,
entiendo que es algo improbable de que una persona tenga tanto tanto conocimiento,
pero al margen de que sepa o no,
lo veo como pitufo gruñón,
pero con un olfato digno de respeto,
de esos respetos que te hacen decir
"que diablos, se le perdona todo,
puede ser egocentrico,
hacerte ver que no sabes nada y que estas mas equivocado que siempre,
pero está salvando una vida y su tarea principal es esa"

No soy seguidor de "el fin justifica los medios",
pero House es una de las pocas excepciones a la regla,

El problema es que siempre que lo veo me hace recordar a alguien
que pensaba ya habia olvidado,
cuando hace bromas sarcasticas haciendo notar que sabe más que uno (o todos juntos),
lo cual es cierto.
cuando simplemente no quiere usar la bata de medico "pues pica" o "se le olvidó",
Es gracioso que busque hacer respetar sus horas,
y escape a las 5 en punto,
Es gracioso que vea tantas caracteristicas de una persona tan egocentrica,
que me dé risa,
lo odie de vez en cuando por cada barrabasada que haga...

Pero me hace recordar a ciertas estupideces que hice en esta corta vida.
Hace mucho pensaba que Romario era mi heroe,
Confirmo que es mi heroe

pero House MD,
es un mago.

Odioso y todo lo demas,
pero humano por sobre todas las cosas.

---
Del 6 de Diciembre del 2006

5 comments:

Jimena said...

Si yo fuera hombre evitaría por completo el uso de terno en verano y primavera.
Mi sueño siempre fue sacarme 20 en alguno de los examenes en los que inventé todo, pero nunca pasó, pero chevere ver que a alguien si le ligó.

Just said...

Solo lo hice en una pregunta...
(Maldita Primavera!!!)

MuSa AnTiSoCiaL said...

House es lo maximoooo !! xvere ahi !

Aprendiz said...

hola!!!
oye nos volvemos a encontrar o mejor dicho, como me encontraste???

jeje

seguro que nica sabes de lo que hablo O_O vaaa
no importa, me da gusto volver a leeerte

xD

Just said...

Jimena, quien no ha tenido ese sueño, sobre todo cuando se está dando un examen!!!

Just: a veces eres un aburrido para responder (Maldita primavera!!!!!!)

Musa: HMD es un genio!

Aprendiz: pues si, entiendo todo lo que dices...